miércoles, 13 de enero de 2016

DE NUEVO OTRA FIESTA

                                                  
Foto de Internet
 
 
Apenas si llevamos unos días tan sólo del nuevo año –de este bisiesto 2016 que parece nos ha encandilado en algún sentido con ese sumatorio –nueve- del conjunto de sus cifras-; y ya nos encontramos de principio en puertas de otra fiesta, a tan sólo unos pocos días de ella –por si las pasadas navidades no hubieran sido suficientes-.
 
En efecto, porque este domingo 17 celebramos por aquí la fiesta de San Antón o San Antonio Abad, según localidades. Santo al que se le viene reconociendo como el patrón y protector de los animales, ya que ese día reciben la bendición protectora en un acto entre festivo y religioso.

 
Una celebración que también aquí en Palencia viene precedida de una marcada tradición y goza de no pocos simpatizantes que, cada 17 de enero, renuevan esta práctica acudiendo ante las puertas del templo con sus mascotas para recibir la bendición y la protección del santo.

 
Este año, al coincidir en domingo, a poco que el tiempo acompañe –dentro de las lógicas fechas de invierno en las que nos encontramos-, los entornos de la iglesia de San Miguel de la capital, templo que acoge esta celebración, es de esperar que se vean más concurridos de palentinos acompañados de sus mascotas, que si la fecha fuese un día laborable.

 
Y es que resulta incluso graciosa la fauna tan variada de animales que, en brazos de sus dueños o junto a ellos –dependiendo del tamaño de aquéllos-, se personan ante las puertas de la iglesia para recibir la bendición del sacerdote e impetrar de esta suerte la protección del santo para el resto del año.

 
Y así, es fácil encontrarte ora un perro, ora un gato, ora una tortuga, ora un pequeño hámster, ora un loro o un periquito, y también una paloma o un canario…

 
Pero, igualmente, un caballo o un borrico… E incluso una serpiente en su terrario…

 
Todo un amplio y surtido elenco de animales de distintas especies que se acercan hasta el lugar para recibir la bendición, y que le proporcionan a la mañana palentina un toque de colorido diferente.

 
En un día que, con gestos como éste, se pone de manifiesto, además, el cariño de las personas para con los animales; y el de éstos para con los humanos.
 
(Publicado en el Periódico "Diario Palentino" el 13/01/2016)
 
 


3 comentarios:

  1. Me encantan los animales y puedo vislumbrar a toda esa gente con sus mascotas !! Qué bonito verlos !! y como en mi ciudad también se celebra allí estaré el domingo.

    ResponderEliminar
  2. Siempre me ha resultado curioso ver llevar los animales a que sean bendecidos a los templos, imagino que en definitiva se trata de extender a sus mascotas las costumbres de los dueños. Una tradición original y colorista. Un abrazo Javier, no me deja comentar desde wordpress, soy Leha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Leha por acercarte a mi Blog. Un abrazo.

      Eliminar