miércoles, 8 de marzo de 2017

PATRIMONIO INMATERIAL

 
 
 
...Lo que sí es cierto es que, aunque no están todas las que son, sí son todas las que están.
Que la provincia de Palencia es depositaria, generación tras generación, de un importantísimo patrimonio cultural inmaterial, cual son las viejas tradiciones populares, es innegable.  De lo que es buena muestra, manifestaciones  populares que se repiten cada año a lo largo y ancho de la provincia, tales como la Procesión cívica del Ole en Frómista, la romería de Santo Toribio en la capital, la romería del Brezo en el Norte provincial, el Corpus en Carrión de los Condes o Cevico de la Torre, el Bautizo del Niño, la Semana Santa…, y así muchísimas más que todos tenemos en mente y que, sólo con nombrarlas, nos trasladan de pronto al lugar de la provincia donde se llevan a cabo.
 
Cada una de ellas, con su propia realidad identitaria apegada al más profundo sentir de las gentes de la Comarca o demarcación territorial donde se celebra esa manifestación festiva y tradicional.
 
Pues bien, al hilo de la celebración en nuestra capital, días pasados, de una jornada sobre el patrimonio inmaterial, se ha dado a conocer la recopilación que se está haciendo a modo de inventario de una serie de manifestaciones populares representativas de la provincia. Y que no han podido estudiarse en profundidad todas, sino solo un número significativo de ellas, 16 en concreto, entresacadas de entre la multitud de las investigadas de las distintas Comarcas. Lo que sí es cierto es que, aunque no están todas las que son, sí son todas las que están.
 
Y qué duda cabe que, con esta recopilación, se las está poniendo en valor a estas viejas tradiciones populares, a este patrimonio inmaterial nuestro, que con tanto cariño y dedicación ha sido guardado por los habitantes de los lugares donde se llevan a cabo cada año, tratándose en muchos casos de recuperaciones del pasado que se han hecho con exquisita fidelidad. Aunque, en muchas de ellas haya habido pequeñas adaptaciones a la realidad actual, habida cuenta de la evolución y los cambios operados en la sociedad y en la forma de entender la religión, a la que muchas de estas manifestaciones apelan como eje central de las mismas. 
 

Y hablando de patrimonio inmaterial, habría que citar también a algo que está muy vivo en este terreno, las danzas de danzantes y sus manifestaciones a lo largo y ancho de la provincia.Y con un apunte concreto aquí, la necesidad de promoverlo desde las primeras etapas de la enseñanza y en los lugares en que esta tradición ha tenido su lazo especial con la sociedad.

 
(Publicado en el Periódico "Diario Palentino" el 08/03/2017)
 
 
 
 
  



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada