miércoles, 21 de febrero de 2024

A un mes tan solo

 



Estamos a un mes tan solo de que la primavera por fin nos visite y se enseñoree de nuestros campos, pero también de nuestros cuerpos y nuestras mentes; a pesar de esos amagos que nos ha lanzado a cuerpo gentil –en unos lugares más que en otros-, y que han propiciado que de pronto la naturaleza se volviese un tanto revoltosa y, confundida por la bondad del clima, comenzase a salir de su letargo alumbrando algunos brotes anticipados en algunos de los árboles del campo, cuales han sido principalmente los almendros.


Ellos tan madrugadores siempre, que hasta soportan cada año una especie de arquetipo, cuando se dice aquello de que “te adelantas más que los almendros” en cientos de conversaciones del día a día.


Bien, pues este año, con estas benignidades tan evidentes del clima, la floración de los almendros se ha iniciado mucho antes; y como todavía nos queda invierno que pasar, las previsiones a pie de campo hablan de que las heladas que todavía vendrán, malogren muchos de estos frutos.  Es una pena, porque nos las prometíamos tan felices…


Y es que, a pesar de todo ello, el invierno nos está resultando largo en el tiempo y frío en esencia.  Pero claro, así tiene que ser; porque ya saben que, a pesar de esas temperaturas un tanto benignas muchos de los días, al invierno no se lo come el lobo, como habitualmente se reconoce.


Aun así, o precisamente por ello, hay que reconocer que con cuánto deseo se la espera a la primavera cada año.  Y más cuando ya se advierten ciertos esbozos de la misma a nuestro alrededor.


Y es entonces, cuando comenzamos a sentirla con una cierta fuerza, cuando la cantamos, la paseamos y la escribimos los más bellos poemas que ella con su bonito colorido nos inspira.


Y tanto y tanto la queremos hacer nuestra, que en ocasiones nos sobrepasa, nos rebasa.  Es cuando decimos aquello de que “la primavera la sangre altera”.


Pero es normal, cuando venimos de tantos y tantos días de tiempo intempestivo continuado y de excesiva merma de luz, que propicia un ambiente triste y unos caracteres retraídos y serios, recluidos mayormente en el interior de nuestras casas.


Dejémosle entonces a la primavera que hable.

 

 (Publicado en el Periódico "Diario Palentino" el 21/02/2024)


miércoles, 14 de febrero de 2024

Este14 de febrero

 



Día curioso, cuando menos, por varios motivos este 14 febrero; dado que así de entrada va a tener el honor de que en el transcurso de sus horas vaya a acoger la festividad del Miércoles Santo y con ello el final del Carnaval por un lado, con todo lo que ello significa en el aspecto religioso.  Y, por otro lado, nos será dado también el celebrar en su transcurso el día de San Valentín, con esa exaltación del amor en torno a los enamorados, como conmemoración más mundana o profana.


Y es que, en efecto, tendremos por delante todo un día para compartir con la persona amada y embarcarnos en mil y una celebraciones o manifestaciones expresas de ese amor para con la otra persona que tenemos a nuestro lado; y que quizá en el día a día y en medio de los quehaceres ordinarios no se encontró el momento adecuado para expresárselo tan específicamente.


Claro que el día en este aspecto, cabalgará también pensando en que la fecha en sí no es más que una invención comercial para, con un motivo realmente noble y elevado, todo hay que decirlo, fomentar la visita a los comercios y tiendas de regalos, floristerías incluidas.


Pero especulaciones al margen, lo que sí es cierto es que la causa o el motivo que se celebra, el amor, es grande y preclaro, y digno, muy digno de magnificarlo con algún detalle especial que lo exalte todavía más.  A ello, pues.


Luego, la otra celebración que acoge también este 14 de febrero de este año, el Miércoles de Ceniza, esta ya en el aspecto religioso, pudiera decirse que es la otra cara de la moneda, al tratar de aspectos más elevados y espirituales de la persona en cuanto a creencias religiosas.  Fecha que marca también el camino hacia las grandes celebraciones religiosas de la Semana Santa. 


Y como no hay dos sin tres, para cerrar esta crónica de este miércoles es preceptivo también hablar de otra coincidencia más que se da; pues hay que recordar que también este 14 de febrero ocurrirá que cesará en sus emisiones en nuestro país la televisión TDT, versión estándar (SD);  para pasar a emitir exclusivamente en alta definición (HD), aunque con respecto a algunas emisiones este cambio se haya producido ya con antelación.


 (Publicado en el Periódico "Diario Palentino" el 14/02/2024)


miércoles, 7 de febrero de 2024

Formas arquitectónicas

 

                                                                   Saldaña (Foto Internet)


Todavía hoy en día puedo recordar con claridad aquella presencia nuestra los martes en Saldaña –día de señalado mercado semanal en la localidad-, llegando desde Velillas del Duque –a tan sólo 6 kilómetros de distancia- a través de la carretera que une Osorno con Saldaña.  


Y encontrarnos de golpe a la derecha de nuestro sentido de la marcha, a punto de iniciar el que pudiéramos llamar tramo urbano, con un edificio que por su hechura y su disposición arquitectónica en uno de sus flancos nos impactaba gratamente y nos resultaba hasta un tanto emblemático; aunque visto en su conjunto con los ojos de ahora puede no resultar tan extraordinario. 


El caso es que ha sido en estos días, tras su visión a través de una red social, que me ha hecho recordar con más detalle aquellos martes en los que, llegando algunas veces en el autobús de línea de la empresa “Abagón”, otras en bicicleta, en ocasiones en carro tirado por un par de mulas, y a veces andando incluso, alcanzábamos de buena mañana las primeras casas del conjunto urbano de la población, antes de adentrarnos en el núcleo central de la urbe donde se asentaban todos los puestos del mercado.


Y es que, claro, viviendo en un pequeño pueblo, la visión espacial que de pronto te encontrabas te llamaba la atención llegados a este punto.  Que se convertía al instante en un espacioso cruce de caminos.  Porque a la izquierda te salía al encuentro el viejo puente romano que cruza el río Carrión, a la derecha una larga recta de la carretera que nos une con Guardo; y al frente este edificio tan específico de viviendas en varias alturas.  Pero destacando en su parte más baja, en su frente más vistoso, una especie de saliente en forma curvilínea dotado de una gran cristalera; lo que le otorgaba, para nosotros, una gran prestancia al conjunto de la construcción.


Albergando en su interior una moderna cafetería; que bien al entrar en la localidad o bien al salir de la misma, quien más quien menos hacía una parada allí.  Lo que, sin duda, contribuía a proporcionarle una mayor atracción al conjunto del edificio.  Que era justo lo que a nosotros, aprendices de todo, más nos impactaba.


(Publicado en el periódico local "Diario Palentino" el 07/02/2024)


 

 

miércoles, 31 de enero de 2024

Tiempo de silencio

 


                                                                PRÓLOGO DEL LIBRO: Alfonso Santamaría Díez

 

 Son ya unos cuantos los libros con temática palentina que el escritor y publicista palentino, Froilán de Lózar, lleva escritos y, en concreto, referidos a esa amplia comarca de nuestro Norte provincial, que él conoce como la palma de su mano porque, no en vano, es natural de la misma.


Y son ya muchos los años que en sus escritos en la prensa local y a través de varios Blogs que lleva creados y también alguna revista literaria por él fundada a través de Internet, nos lleva insistiendo en la gran importancia que esta amplia comarca palentina representa para todos nosotros.   Y que viene luchando de la forma que mejor sabe para que la misma no caiga en el olvido, los pueblos no se cierren porque se queden sin gente olvidándose sin más de sus siglos de historia; y las personas no desaparezcan sin habernos transmitido antes para su conservación sus tradiciones, su cultura, sus formas de vida, sus inquietudes y, en definitiva, su idiosincrasia tan particular y única.


Y al día de hoy, ahí sigue todavía con su pelea sin cuartel por rescatar del olvido esas tierras de nuestra Montaña Palentina que él tan bien conoce, porque las ha pateado en infinidad de ocasiones hablando con sus gentes en sus propias casas.


Bueno, pues así las cosas, tengo que decir que “Tiempo de silencio”, cuyo título he tomado prestado para este artículo, se corresponde con el penúltimo libro que Froilán de Lózar –creador también de los Blogs “Orígenes” y “Curiosón” y de la revista literaria “Pernía”- , acaba de sacar a la luz, tratando de recopilar mediante breves artículos –algunos de ellos publicados en Diario Palentino- los lugares más emblemáticos de nuestra Montaña Palentina.  Pero que aquí se ven aumentados al relacionarlos con Museos, Rutas, Centros de Interpretación, picos tan emblemáticos como el Espigüete o el Curavacas, o lugares o parajes tan fantásticos como la Cueva de los Franceses, la Cascada de Mazobre, las Tuerces…


Todo el éxito del mundo en este nuevo libro para nuestro gran escritor palentino, a la par que amigo, Froilán de Lózar.  


(Publicado en el Periódico "Diario Palentino" el 31/01/2024)


 

 


miércoles, 24 de enero de 2024

Para este 2024

 


Ahora que estamos en el comienzo de un nuevo año, aunque vayamos ya camino del final del primer mes de vida de este 2024 en el que cada cual habrá puesto sus esperanzas para que le ayude a conseguir tal o cual cosa, o le eche un capote a la hora de solucionar aquello que quizá le apena y que puede que venga arrastrando del pasado; habrá sido también un buen momento para que en el brindis de bienvenida del nuevo año recién efectuado, lo hayamos manifestado y deseado muy mucho.


Poniendo de nuestra parte también todo lo necesario para que el plan o los planes por los que se ha apostado, no naufragen porque nosotros, una vez verbalizada o simplemente pensada la petición, la hayamos dejado al albedrío de esas fuerzas abstractas que ya invocamos en nuestro brindis de saludo y bienvenida al nuevo año.


Claro que, como vivimos en familia y en comunidades próximas que juntas forman una comunidad mayor, cual podríamos decir que es el mundo, iniciado este nuevo año y a la vista de cómo está este mundo nuestro, que para decirlo bien y pronto podríamos decir aquello tan popular de que se encuentra “hecho unos zorros”, en ese tan repetido brindis habrá ocupado también nuestro pensamiento un deseo más allá de lo meramente personal.


Y habremos hecho votos para que sea, por fin, este año de gracia de 2024, cuando se acaben las guerras en el mundo, esas que venimos arrastrando desde tiempo atrás, algunas un tanto lejanas, pero otras no tanto.  Y es que cualquiera de ellas nos afectan de una o de otra manera; y si finalizasen, a todos nos beneficiaría en uno u otro sentido.


Todo ello, sin dejar pasar por alto que, en este sentido y mismamente a nuestro alrededor, las aguas de la política bajan muy pero que muy turbias; y muy crispadas las relaciones entre unos y otros.  Por lo que el conflicto –a otros niveles que las guerras, claro- se muestra de manera evidente.  Situación que, de superarse, redundaría en beneficio de todos.  Algo que, sin duda, habrá sido también objeto de petición encarecida para este nuevo año.


Ojalá que al final del ejercicio, hechos los correspondientes balances, nos llevemos una o varias alegrías; ¡ojalá!. 


(Publicado en el Periódico "Diario Palentino" el 24/01/2024)



miércoles, 17 de enero de 2024

Dos cigüeñas sin nido

 


Hay en nuestra ciudad una iglesia y una torre con su espadaña donde una pareja de cigüeñas decidió un buen día hacer su nido.  Construyéndolo a base de esfuerzo y de un sinfín de viajes de acarreo de pequeños palos, plásticos e hierbas del campo; para convertirlo luego en su hogar familiar y cuidar también bajo su cobijo a sus crías cada año.


Y así de año en año, felices ellas en su hogar, y marcando un pequeño atractivo para las gentes que pasaban junto a la iglesia y elevaban su mirada hacia arriba; viéndolas siempre tan presumidas y pizpiretas, y entrechocando su pico durante unos segundos varias veces al día.


Todo transcurría así de manera rutinaria en su nido, que solamente dejaban vacío y desatendido durante unas horas en el día para ir a buscar su comida diaria; y, cuando era su tiempo, también la comida de sus crías.  Porque ni lo abandonaban ya durante el invierno.


Pero un día de principios de este diciembre pasado, recién estrenada la tarde, un camión de bomberos se posicionó en medio de la calle junto a la iglesia y se acordonó el contorno.  De inmediato, desplegó su escala de muchos metros hacia arriba, con dos operarios en la cesta final de la escala, y se plantó frente al nido de nuestras cigüeñas, ausentes en aquel momento.


Los operarios del parque, tras divisar el panorama procedieron de facto a retirar el nido de nuestras cigüeñas; no sin cierto trabajo por su parte por lo muy compactados que estaban los elementos del mismo.  Depositándolo a continuación en un camión de la empresa municipal de limpieza, camino del vertedero.


Vencida la tarde, la pareja de cigüeñas regresaría como de costumbre a su hogar en lo alto de la torre, encontrándose con que ya no tenían hogar donde recostarse, porque su nido había desaparecido.


Permaneciendo ellas durante toda la noche en lo más alto de la espadaña de la torre a pie firme y a cuerpo gentil, girándose en una y otra dirección como si echasen en falta algún elemento donde poder acomodarse. Pero fue en vano, porque habían sido desahuciadas.


Y así, al raso de la noche y del día, siguen pasando jornada tras jornada; sin ninguna otra perspectiva a corto plazo. 

 

 (Publicado en el Periódico "Diario Palentino" el 17/01/2024)

 

 


miércoles, 10 de enero de 2024

Somos los mejores


La noticia saltaba en los últimos días de diciembre a los medios de comunicación nacionales, ni más ni menos que en estos tan positivos términos para los habitantes de nuestra Comunidad: “Los alumnos de Castilla y León son los mejores de España en Matemáticas, Lectura y Ciencias”.  Ahí estamos todos nosotros, pues.


Y a renglón seguido, nos aclaraban que se trata de los resultados del último Informe PISA (el conocido Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes), referido al año 2022.


Donde a mayor abundamiento, se destaca que nuestra Comunidad, que encabeza el ránking del país en estas tres materias, se sitúa incluso por encima de la media nacional en este aspecto; e incluso somos superiores a países como Canadá, Países Bajos e Irlanda. Correspondiendo todo ello a alumnos de 15 años.


Así las cosas, habrá que felicitarnos entre nosotros por haber conseguido que estos datos tan destacados nos hayan catapultado al primer puesto del escalafón en cuanto al conocimiento que tienen nuestros estudiantes sobre estas áreas de la enseñanza.


Y el que estemos ahí arriba, por encima de comunidades de mucha mayor población y, por tanto, con más capacidad económica para invertir en educación, merecería creo yo un estudio para determinar qué circunstancias pueden llegar a influir en nuestros estudiantes de esa edad para que, realizadas las pruebas correspondientes a este programa de evaluación, los resultados finales nos den esas cifras y esas clasificaciones tan satisfactorias a nivel internacional.


Claro que, como el asunto nos favorece y nos ensalza como Comunidad, las explicaciones de los dirigentes de la misma no se hicieron esperar; para argumentar que todo ello es la consecuencia de sus políticas educativas, donde se valora el mérito, la capacidad y el esfuerzo del alumno, reforzando a quien más lo necesita.  Abundando en que el modelo educativo y el currículo priman materias como la historia de España y la literatura, el patrimonio artístico y la Constitución, entre otros valores; adaptándolo todo ello a las capacidades de los estudiantes y poniendo en valor al profesorado.  Vamos por el buen camino, pues. 


(Publicado en el Periódico "Diario Palentino" el 10/01/2024)